Entrevista al ex Presidente Felipe Calderón en López DórigaRadio Fórmula 103.3

TRANSCRIPCIÓN:
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Hoy a las 7 de la noche el ex presidente de México, Felipe Calderón va a presentar su libro “Los retos que enfrentamos. Los problemas de México y las políticas públicas para resolverlos 2006-2012”.
Y a mí me parece un ejercicio indispensable, que los hombres del poder en México básicamente que los ex presidentes escriban. Por años esto era un tabú, no lo hacían, lo rompió José López Portillo que escribió “Mis Tiempos”, luego algo escribió Miguel De la Madrid, también Carlos Salinas, Ernesto Zedillo no ha escrito nada de su gestión y ahora lo hace el ex presidente Felipe Calderón a quien yo le agradezco muchísimo que me haya aceptado la llamada esta tarde. Felipe, muy buenas tardes.
FELIPE CALDERÓN.- ¿Qué tal Joaquín?, muy buenas tardes, me da muchísimo gusto saludarte a ti y a todo el auditorio y pues de entrada felicitarte nuevamente por la gran música, excelente música que tienes en tu programa a medio día.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- ¿Qué tal?, a veces es lo mejor (Risas)
FELIPE CALDERÓN.- Sí, esa canción de “Colgando en tus manos” es fantástica.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- ¿Verdad?, a ver ¿Cómo va, cómo va el ejercicio de vivir la ex Presidencia?
Alguna vez hablamos siendo usted presidente que el año más difícil del sexenio era el séptimo y luego e octavo ¿Pero cómo, cómo le ha ido en la vida de ex presidente cuando muchos de sus antecesores les ha sido terrible?
FELIPE CALDERÓN.- Pues gracias a Dios, Joaquín, a mí me ha ido bien, así lo considero, me siento afortunado en este sentido porque afortunadamente la transición que pude tener pues en el fellowship, en el espacio que la Universidad de Harvard me proporcionó este año y medio pues me permitieron acoplarme, diría yo, transitar suavemente hacia esta nueva etapa de mi vida, entre otras cosas me permitió escribir este libro que hoy presento que no se trata por cierto de memorias, Joaquín, simplemente cómo señala la portada y la contraportada, un relato de los retos que me tocó vivir y de qué manera los enfrentamos.
Y en general me siento bien Joaquín, mi familia está bien, mis hijos están creciendo, están sanos, son unos excelentes muchachos, Margarita están bien. Pude trabajar en algunas cosas, dar conferencias, algunas me las pagaron afortunadamente bien y eso me ha dado mucha estabilidad y mucha tranquilidad.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- O sea, hay vida después de la Presidencia.
FELIPE CALDERÓN.- Sí, aparentemente no. Por cierto, el presidente Ernesto Zedillo alguna vez me comentó justo eso muy al principio de mi administración, no recuerdo si en una llamada o en una nota. Le agradecí, no le presté mayor importancia pero efectivamente, hay vida después de la Presidencia y afortunadamente también otra cosa que me da mucho gusto, estamos nuevamente en México desde hace un poco más de un mes.
Ya los muchachos mayores, María y Luis Felipe en la prepa, en el bachillerato, ya están en clases desde hace algunos días y bueno, reincorporándonos con mucha satisfacción y con mucho optimismo a nuestro querido México.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Bien, los retos, además también fue muy tersa la transición de su gobierno con el del presidente Peña Nieto ¿No?
FELIPE CALDERÓN.- Pienso que sí, es difícil siempre este tipo de transiciones, sobre todo tratándose de partidos diferentes pero efectivamente ha habido una relación de respeto que yo y en fin, de espacio que yo aprecio y que agradezco y también en lo que a mí respecta pues he tratado de apoyar o de ser cuidadoso precisamente, entiendo la responsabilidad que tiene un nuevo gobierno y de las múltiples tareas que tiene que enfrentar de las cuales por cierto me ocupo en lo que a mí respecta en el libro.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Eh, yo en su momento califiqué esta transición como de terciopelo porque aún siendo, sobre todo siendo entre 2 partidos diferentes, porque lo que yo he visto a lo largo de las transiciones entre pues candidatos del mismo partido que han sido, bueno, desastrosas.
FELIPE CALDERÓN.- Vaya, sí, sí.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Y estoy hablando con una de las víctimas de una muy complicada transición, la de Fox a Calderón.
FELIPE CALDERÓN.- Bueno, algo hay de eso, hay mucho de eso Joaquín. No voy a, no escribo en el libro de ello, porque insisto, no son memorias pero sí, algo hay de eso y algún día escribiré y platicaré, por ahora no.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Sí, alguna vez me dijo que lo iba a hacer eh.
FELIPE CALDERÓN.- Sí, sí, estoy, bueno, ya pasando esta experiencia que es una experiencia muy bonita la de escribir un libro independientemente de las críticas que pueda suscitar lo cual es normal, pues me permite reflexionar en la posibilidad y también en el momento oportuno para entrar a otras reflexiones más profundas, más personales, más íntimas incluso y que pueden ser también muy interesantes para el público.
Pero por lo pronto es esta descripción pues de lo que hace un presidente en el gobierno. Los problemas que tuve, la crisis económica, la delincuencia organizada, el AH1N1, lo que hicimos en materia económica, lo que hicimos en materia de seguridad, lo que hicimos en materia de salud, el contexto internacional.
En fin, es un libro que tiene pues muchos temas, no abarca todos los temas de gobierno, sería aburridísimo en honor a la verdad, pero sí abarca muchos y muy interesantes.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Sí, sería un informe a destiempo ¿No?
FELIPE CALDERÓN.- Sí, sí, de por sí los informes, los informes en su tiempo son aburridos, imagínate uno a destiempo pues sería el desastre. Pero no, en algunas partes sí de repente se atora la fluidez de la lectura en honor a la verdad Joaquín, porque parece algo de eso, pero en otras, yo digo la gran mayoría, pues trato de presentarle al lector el panorama que se ve desde el escritorio presidencial. Los reportes que llegan, la información que uno tiene, las decisiones que se deben de tomar.
Un énfasis que yo pongo Joaquín es que desgraciadamente no hay decisiones fáciles. Ya cuando el presidente tiene que decidir algo, Joaquín que no se pudo decidir a niveles inferiores pues porque es algo delicado y no es algo bonito, no es algo agradable, generalmente conlleva riesgos, conlleva costos todas las opciones.
No siempre son opciones claras en el sentido de que puedes optar entre el bien y el mal o entre 2 bienes. Generalmente tienes que optar entre 2 males y eso hace sumamente complejo el ejercicio de gobierno.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Sí, la elección entre el bien y el mal pues ya está casi resuelva ¿No?, en sí misma.
FELIPE CALDERÓN.- Así es, hay cosas que salen obvias y que las puedes resolver a otro nivel digámoslo así, pero ya las decisiones presidenciales son complicadas.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Yo creo que no hay una decisión fácil ¿No?, ahí en Los Pinos.
FELIPE CALDERÓN.- Honestamente no. Uno pensaría que sí pero cada decisión es costosa, cada paso que se da es difícil. Hay otro factor que abundo no suficientemente creo en el libro que es lo difícil que es implementar las cosas hacia abajo.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Es lo que iba a mencionar ahora ¿No existe el hágase verdad?
FELIPE CALDERÓN.- El asunto es un poco en aquella tradición colonial de obedézcase pero no se cumpla.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Sí.
FELIPE CALDERÓN.- Que se refería a los decretos del rey que llegaban de España. Pues aquí también muchas veces hay una decisión presidencial o de gobierno, sí cómo no señor presidente y a medida que baja el nivel o se amplía la órbita de decisión pues te empiezan a entorpecer las decisiones o surgen factores pues que no le comentan a uno, que si le comentaran a lo mejor lo resolvería.
Un año después uno pregunta ¿Y bueno y qué pasó con esta obra, por qué esta carretera no se terminó si quedamos?, no, pues es que no alcanzó el presupuesto, pues es que apareció de repente un vestigio arqueológico ¿Por qué no me dijeron para ver qué podíamos hacer con el INAH?, o es que en este programa pues hubo una impugnación en esta licitación.
En fin, y de repente empiezan a salir cosas. Yo digo que de buena fe Joaquín, hay muchas de buena fe, otras no quizá pero…
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Sí, claro.
FELIPE CALDERÓN.- Que sí dificultan mucho. Yo digo, a veces les solía comentar, a veces hay momentos en que como cuando uno está soñando Joaquín y le da un golpe a alguien o que corre de alguna parte y que pues no sale, no corresponde el movimiento que tú haces en el sueño con la realidad.
Entonces tomas decisiones que finalmente no, lanzas un objeto que finalmente nunca lo puedes lanzar, nunca le atinas a lo que le lanzas.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Sí, ese es el sueño tan recurrente, no sí se le ha pasado que uno quiere tirar un golpe y no llega.
FELIPE CALDERÓN.- Así es, exacto.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- O que estoy yo sentado en el noticiero y que muevo los labios pero no hablo.
FELIPE CALDERÓN.- Ah, no me diga, no, bueno, esa parte es desesperante, es desesperante porque quedas mal ¿No?, si tú estás, sigues con tu vida, con tus decisiones muy presidenciales, muy arriba y las cosas que ya decidimos o que finalmente no se ejecutan cabalmente.
Eso explica muchas veces los retrasos, eso explica muchas veces los pendientes. Hablo en el libro también de los pendientes, hablo de lo que faltó por hacer.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- A ver ¿Cuáles?, vamos a recuperar ese tema ¿Si?, los pendientes.
FELIPE CALDERÓN.- Pues mira, el más importante yo creo, es acorde con el problema más importante del país y efectivamente un pendiente fue un problema, el más grave quizá y el pendiente con lo que no me siento satisfecho precisamente porque no quedó resuelto ese tema, está el tema de la seguridad pública y el estado de derecho.
Pero en la reflexión Joaquín pienso que la estrategia implementada que fue pues un trípode digamos, tres ejes que fueron, enfrentar a los criminales. Dos, fortalecer a las instituciones de seguridad y justicia, de hecho reconstruirlas y tres, reconstruir el tejido social son los ejes sobre los cuales tiene que construirse cualquier estrategia en esta materia.
Yo sigo y explico en el libro la lógica de que la fortaleza de la delincuencia tiene una relación inversa con la fortaleza de las instituciones.
A mayor debilidad de las instituciones públicas, llámese policías, ministerios públicos, jueces, mayor fortaleza de la delincuencia.
Particularmente en un momento cómo fue ya el siglo veintiuno en que las organizaciones criminales se expanden y toman control territorial sobre todo el país, cosa que no hacían antes.
Entonces por eso la estrategia tiene que ir por un lado debilitar a las organizaciones criminales y por el otro lado fortalecer las instituciones públicas además de fortalecer el tejido social. Eso fue básicamente lo que hice, pero qué duda cabe Joaquín…
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Tengo un problema de comunicación con el ex presidente Felipe Calderón, voy a poner unos anuncios y la recuperamos.
TRANSCRIPCIÓN:
JOAQUÍN LÓLPEZ DÓRIGA.- Bueno, recupero la llamada con el expresidente Felipe Calderón. Le ofrezco una disculpa es que se fue la luz.
Pero ya recuperamos la planta.
Estábamos en el tema de, los pendientes y básicamente me señalaba: inseguridad y estado de derecho y ahí nos quedamos.
FELIPE CALDERÓN.- Sí. Bueno ese uno, el otro tema, de pendientes que me hubiera gustado hacer y no completé fue una parte de las reformas.
Hicimos algunas reformas estructurales Joaquín, muy buenas pienso yo. La más importante fue por ejemplo la reforma económica en materia de pensiones que permitió yo creo que lo más importante en dos décadas en México y permitió que le ahorráramos a las finanzas públicas más o menos algo así como 30% del PIB.
Es decir, es lo equivalente a varias reformas fiscales juntas es, estoy hablando del valor presente neto. O la reforma laboral y otras y quedaron a medias digamos otras, entre otras la energética que algo se hizo pero no fue suficiente.
Es evidente que algo que se ha hecho y bien en términos generales en esta administración y qué bueno que así sea es que esa reforma o muchas de otras lograron completar y concluir en el año reciente, yo hablo de mi propia experiencia y obviamente los pendientes que dejé fueron esas reformas que afortunadamente ya se completaron aunque una vez que he salido yo de la presidencia. En el libro describo al momento de salir las cosas que consideré que se debieron hacer, el  porqué no se hicieron también, básicamente tenía yo en la Presidencia de le República, una oposición pues que no colaboró con las reformas que no salieron adelante, con otras sí. No sólo eso, una oposición que por un lado la de al principio era la mayor que estaba empeñando todo su esfuerzo y capital político en sacarme de la presidencia y otra que bueno pues no, en su momento no apoyó la reformas estructurales que debían hacerse. Describo estas, hablo un poco de la crisis económica, no hablo poco, hablo mucho de la crisis económica como impactó, que tuvimos que hacer para contener la hemorragia, la caída terrible que se generó en el año de 2008-2009 y luego como tuvimos que ajustar la economía pagando costos políticos muy altos, reduciendo el déficit, aumentando ingreso.
Hay una, déjame decirte Joaquín que hay un hilo conductor ahí interesante para el lector en el relato de estas cosas que se hace, precisamente es un relato que se hace de frente a la circunstancia. Quizá lo que cambia esa mecánica aburrida de los informes es que hablo de los retos, hablo de los problemas, hablo de lo que se vino, la magnitud de los mismos por ejemplo la crisis económica es la más grave que tengan memoria las generaciones presentes…
JOAQUÍN LÓLPEZ DÓRIGA.- y las pasadas…
FELIPE CALDERÓN.- y lo que se hizo para sacarla delante ¿no?
JOAQUÍN LÓLPEZ DÓRIGA.- Y las pasadas, porque cuando se pone el referente de la del 29, pues el mundo no estaba globalizado como hoy.
FELIPE CALDERÓN.- Pues sí, exactamente. Es una crisis global tienes razón, pero siempre no hay  quien se acuerde de aquella crisis asumiendo que, suponiendo pues que fuera más grave que esta y fue muy duro, fue por un momento fue, anímicamente fue muy difícil ver como se desplomaba la economía de Estados Unidos, se desplomaba encima de nosotros además, porque dependemos muchos de ella, lo relato también en el libro y como dice el refrán “éramos diez y parió la abuela” en medio de la crisis viene la Influenza la AH1N1. Fíjate tú has reportado en tu noticiero que lo que está implicando el virus del ébola en África, es un virus que no tienen cura todavía que no tiene vacuna y que es mortal y que ha matado pues a mil 500 gentes o algo así hasta el momento.
Bueno, cando yo recibí los reportes de que había en México un virus nuevo que había brotado en la ciudad de México, que era mortal y que precisamente por ser nuevo no había vacuna ni cura conocida quizá ya el AH1N1 ya había matado en México más gentes que lo que ha matado hasta el momento el ébola en este año en África.
Entonces el tomar decisiones sobre esta información, es una información muy limitada porque no sabíamos exactamente si tendría la tasa de mortalidad de otros virus de influenza como la aviar o el propio ébola en fin o simplemente un tasa de letalidad menor pero tienes que actuar y tomar decisiones, también lo describo en el libro  concluyo en esa parte de salud pues con lo que considero que es el logro social más importante que es la cobertura universal de salud y el impulso a la infraestructura básica en materia de salud en el país.
JOAQUÍN LÓLPEZ DÓRIGA.- Estoy hablando con el expresidente Felipe Calderón.
Déjeme hacerle una pregunta sin ánimo de enfrentar a nadie.
¿Por qué cree usted que en administración Peña Nieto se lograron estas diez reformas en estos 20 meses y en su administración como en  la anterior del presidente Fox incluso en la del presidente Zedillo no se lograron?
Me hablaba de que había una oposición que prácticamente lo  que me dice que era obstruccionista ¿sí?
FELIPE CALDERÓN.- Es una diferencia importante. Evidentemente tiene mérito el gobierno y creo que es un medio que no se debe escatimar. Tuvo la capacidad, la habilidad de concertar con actores políticos y ese es un tema que hay que reconocerlo y también es cierto Joaquín que una diferencia medular respecto de mi gobierno es que en ese gobierno hay una oposición y hablo de la del PAN, muy constructiva. Es una oposición constructiva. Es una oposición constructiva que no tuvimos ni el expresidente Fox ni un servidor por lo menos en los temas medulares que tenían que enfrentar el país.
Y eso es una diferencia importante.
Ahora, por un lado no era no sólo no constructiva sino muy destructiva. En mi tiempo el PRD era literalmente destructivo, muy violento, totalmente e algunos puntos verdaderamente irracional y en el caso del PRI colaborador digamos en términos de poder sacar adelante el gobierno, lo básico, presupuesto en fin, pero no colaborador definitivamente no constructivo en el tema de reformas estructurales. Salvo el tema de la de pensiones al principio y la fiscal una parte que salió adelante, la energética, una parte básicamente los contratos incentivados de Pemex, no más. La rechazaron los temas de participación privada en petroquímica, en exploración en alianzas estratégicas, en transporte en fin y (…) colaborador en la laboral ya a la salida de mi gobierno pero esa es una diferencia medular que sí explica Joaquín por qué en nuestro tiempo no se puedo hacer, si yo hubiera tenido la oposición que hoy tiene el gobierno probablemente hubiéramos avanzado mucho más en esta materia.
JOAQUÍN LÓLPEZ DÓRIGA.- No faltó también expresidente, operación política, operadores políticos. Porque de repente usted se queda sin sus operadores, básicamente Juan Camilo Mouriño, luego Francisco Blake, luego Alonso Lujambio además digo lo apunto como una etapa de hechos muy dolorosos, lo sé de usted en lo personal y, pero también en lo institucional se quedó sin tres operadores claves, básicamente Mouriño.
FELIPE CALDERÓN.- Pues así fue determinante eso Joaquín de hecho esa muerte de Juan Camilo cambió muchas cosas en el gobierno y en el estilo de hacer política.
Y a la larga definitivamente eso falló también ¿no?
Creo que, mira yo al principio tenía una relación muy cercana con los legisladores, comíamos, desayunaba una vez a la semana con un grupo de ellos. Y bueno, pues finalmente ese toque, esa cercanía se fue enfriando. Y evidentemente faltó mucho y hay que reconocerlo, lo reconozco además con toda claridad que independientemente de las circunstancias verdaderamente trágicas Joaquín de perder dos operadores políticos de primer nivel, mis brazos derechos, cosa que no había pasado a ningún presidente en México…
JOAQUÍN LÓLPEZ DÓRIGA.- ¡No! A ninguno…
FELIPE CALDERÓN.-y quizá en el mundo…
JOAQUÍN LÓLPEZ DÓRIGA.- bueno en México, nunca…
FELIPE CALDERÓN.- pues si afectaron notablemente el rendimiento político del gobierno.
Por cierto, hoy me entero que creo que falleció el principal opositor de Dilma Rousseff en Brasil, lo cual me parece una tragedia…
JOAQUÍN LÓLPEZ DÓRIGA.- Sí…
FELIPE CALDERÓN.- símil, políticamente es una tragedia.
JOAQUÍN LÓLPEZ DÓRIGA.- sí, tuvo un accidente aéreo saliendo de Santos.
Presidente, ¿le queda a un expresidente, a usted Felipe Calderón, le queda algún, no sé?… ¡ah! Te lo voy a decir. A lo mejor no es la palabra correcta. ¿Amargura, algún rencor, algún coraje, algo como expresidente de su gestión presidencial?
FELIPE CALDERÓN.- ¡Ah pues mira! Quedan muchos pendientes Joaquín y muchas cosas que te hubiera gusto hacer y eso siempre se queda en la lista de pendientes, digámoslo así pero así para amargarte…
JOAQUÍN LÓLPEZ DÓRIGA.- ¡no, no amargarse!
FELIPE CALDERÓN.- ¡Eu!
JOAQUÍN LÓLPEZ DÓRIGA.- No, no que sea amargado sino que queda alguna amargura dije.
FELIPE CALDERÓN.- Amargura no. Pero obviamente te quedas con pendientitos que ya se irán resolviendo ¿no? Pero amargura francamente no. Estoy muy a gusto, pues como te diré, estoy tranquilo, estoy pensando en nuevos proyectos, estoy muy involucrado en la comisión global de economía y clima que presido y que va a lanzar su reporte ante Naciones Unidas el mes que entra. Estoy muy entusiasmado con eso.
Estoy pensando en mi propia vida profesional a futuro ahora que ya he pasado un margen razonable entre mi ejercicio como presidente y  mi ejercicio profesional que evite cualquier sospecha de conflicto de interés y eso me tiene ocupado además de la fundación Desarrollo Humano Sustentable que lanzamos adelante en febrero y que ahí va, crece y todo pero haciendo un trabajo muy eficiente.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Hay un tema que va a estar siempre lo hablamos en la última entrevista como presidente en Los Pinos -me lo están insistiendo ahora en las redes- los muertos los 50 o 60 mil muertos, presidente.
FELIPE CALDERÓN.- Lo abordo en el libro Joaquín, básicamente son precisamente victimas de una violencia criminal homicida inescrupulosa que básicamente domino el territorio nacional y comenzó a confrontarse violentamente y no lo digo en el plan de restarle importancia ni digo esta expresión que a mí no me gusta decir que se matan entre ellos, etcétera.
Describo en el libro como hubo una expansión del crimen organizado, a partir de un fenómeno nuevo que no existía en el siglo XX o existía mínimamente que era el narcomenudeo la nueva estrategia de mercado de los grupos implico su expansión territorial y su expansión territorial exacerbo la confrontación violenta monopólica inescrupulosa que es el origen de la espiral de violencia que nos ha tocado vivir en México, que afortunadamente va en decremento el punto de inflexión el punto más alto lo tuvo en junio de 2011 un año y medio antes de que yo saliera, empezó a bajar creo que sigue bajando y que bueno pero ciertamente como no ha terminado aun después de que yo deje la Presidencia, tampoco empezó el día que yo entré a la Presidencia.
Es una espiral que empezó como lo analizo en el libro y como lo han analizado otros actores importantes como Jorge Fernández o el propio Guillermo Valdez que sacó recientemente  un libro “Historia del Narcotráfico”
Hay una evolución atrás muy larga tú como periodista de enorme conocimiento de gran experiencia en México, te tocó además seguir mucho de eso la expansión primero un poco bajo el control o sumisión de ciertos agentes de Poder básicamente la Federal de Seguridad en los 70´s
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Sí.
FELIPE CALDERÓN.- Principios de los 80´s
La ruptura y la fragmentación cuando el asesinato de Enrique Camarena en el 85.
Luego pasaron cosas que describe Valdez y Jorge Fernández, en el sentido de que hay un cambio primero en el subordinado de estos interlocutores luego pasaron a una relación de iguales fueron superiores después de muchas autoridades que se les subordinaron es lo que Guillermo llama la captura del Estado.
Yo llamo: La fase simbiótica del crimen organizado, en la lucha.
Este fenómeno que explico en el libro, explica una buena parte de esta violencia homicida que sufrimos en México.
Es decir son víctimas fundamentalmente de la criminalidad y no de la acción obligada del Estado de hacerle frente a esa criminalidad de perseguir a los delincuentes de frenar a las organizaciones criminales, de liberar al Estado mismo de esa captura y de reconstruir a toda prisa a marchas forzadas la capacidad estatal que se estaba perdiendo pues a pasos agigantados también, eso es lo que yo describo que encontré básicamente al llegar a la Presidencia.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Dice que los resultados en el libro fueron deplorables en Estados donde a los gobernadores no les interesó colaborar como en Guerrero; Tamaulipas y especialmente, apunta en Michoacán.
FELIPE CALDERÓN.- El libro lo escribí lo terminé de escribir antes de que se conocieran los últimos acontecimientos y toda esta serie de videos que están saliendo sobre Michoacán, del anterior ex secretario de Gobierno y el gobernador interino.
Del hijo del gobernador, en fin.
Ve  tú a saber cuantos más, es un ejemplo muy claro hay una captura del Estado.
Hay una captura de la autoridad, por parte de la criminalidad…
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Hay un desplazamiento del Estado.
FELIPE CALDERÓN.- Completamente, llega un momento en que el ciudadano si ve al gobierno si ve a la Policía, pues no hay ninguna diferencia entre la criminalidad y la Policía;  la Policía es la misma que les está recogiendo las extorsiones la Policía es la que las secuestra.
Si el gobierno local no pone de su parte por temor, entendible además.
Joaquín, porque no es fácil.
Por negligencia o por complicidad que es lo que es verdaderamente repugnante, pues no hay nada que hacer tú puedes mandar 10 mil-20 mil federales y los propios policías locales van a estar hablando con los criminales diciéndoles: Aquí viene un convoy q ue 200 Federales.
Aquí vienen tres patrullas de la Policía Federal. Esa información salida del propio órgano del Estado, sirve para asaltar emboscar y asesinar policías que están cumpliendo con su deber.
También reconozco Joaquín, independientemente de la militancia partidista que en los Estados donde hubo voluntad política por ejemplo a Baja California, de Guadalupe Osuna Millan.
El Chihuahua, de César Duarte.
Enfatizo, la diferencia.
El Nuevo León, de Rodrigo Medina.
Son Estados donde nos entendimos donde corrieron el riesgo depuraron policías, tomaron cartas en el asunto y van saliendo adelante de situaciones terriblemente complejas que enfrentaron.
Donde hay colaboración estatal, se puede.
Donde, no. Joaquín, no hay manera.
Este es un sistema federal que si no no hay colaboración estatal, definitivamente no hay manera de ayudar al ciudadano en esta situación tan drástica tan terrible que es la inseguridad y la captura por parte de los criminales.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Bien.
Déjeme hacerle una pregunta de hoy ¿Cómo está viendo su partido, todo lo que está pasando los videos del coordinador. El cese del coordinador parlamentario en la Cámara de Diputados, lo que está pasando con su partido el PAN?
FELIPE CALDERÓN.- Yo quisiera Joaquín, te propongo que un día que tú dispongas hablemos largo y tendido del PAN.
Yo quisiera hoy darle espacio a los retos que enfrentamos al libro que presentó, te diré en todo caso pues obviamente tristeza y pena. Yo lo que veo, es un proceso de degradación y de descomposición moral y de corrupción pues que no sé, qué limite pueda tener yo espero que al decisión que hoy toma el presidente del PAN, abone por lo menos a que inicie un difícil proceso de reversión que es indispensable para que el PAN pueda recuperar la confianza de la ciudadanía.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Bien.
FELIPE CALDERÓN.- Por pena y por vergüenza, no hay nada más que decir.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Bien.
Felipe, agradezco mucho que me haya aceptado esta llamada.
Dejamos pendiente el compromiso de la conversación sobre el Partido Acción Nacional.
Hoy presenta su libro “Los retos que enfrentamos, los problemas de México y las políticas públicas para resolverlos 2006-2012”
En el Club de los Industriales.
Muchas gracias, Felipe.
FELIPE CALDERÓN.- Muchas gracias, Joaquín.
Buenas tardes.
Saludos a todo el público.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.-Saludos, a Margarita.
FELIPE CALDERÓN.- Sí, señor.
JOAQUÍN LÓPEZ DÓRIGA.- Buenas tardes.
Felipe Calderón, ex presidente de México.
Hoy presenta su libro a las  7 de la tarde, lo presenta Ciro es uno de los presentadores Ciro Gómez Leyva.